Gerineldo era un buen mozo, / siervo del rey muy querido

(Determinado por un experto)
Gerineldo era un buen mozo, / siervo del rey muy querido
Esta foto es propiedad de su autor y no puede ser utilizada sin su consentimiento


Gerineldo era un buen mozo, / siervo del rey muy querido

Gerineldo era un buen mozo, / siervo del rey muy querido
Gerineldo era un buen mozo,
siervo del rey muy querido,
cuando sale de palacio
de hacer allí su servicio,
en la puerta de palacio
la infanta lo ha perseguido:
-Gerinaldo, Gerinaldo,
mi Gerineldo querido
quién te pillara esta noche
tres horas de mi albedrío.
-No se burle la señora
que criado vuestro he sido.
-No me burlo, Gerineldo,
que de veras te lo digo.
-¿Y a qué hora, gran señora,
se cumple lo prometido?
-Entre las doce y la una,
cuando el rey esté dormido.
Daba vueltas Gerineldo,
daba vueltas al castillo,
y cuando ya comprendió
que el rey estaba dormido,
con pasitos sigilosos,
al cuarto la infanta ha ido;
la infanta, que lo aguardaba:
-¿Quién ha sido el atrevido?
-Gerineldo es, gran señora,
que vengo a lo prometido.
Lo ha cogido de la mano
Y a su cama lo ha subido.
Se pusieron a luchar
como mujer y marido,
con el trote de la lucha
los dos se quedan dormidos.
Llama el rey a Gerineldo
que le alargue su vestido,
y unos dicen: -No está en casa.
Y otros dicen: -No ha salido.
Y el rey, que lo sospechaba,
al cuarto de la infanta ha ido.
-Y si mato a Gerinaldo,
tánto como lo he querido,
tan bien que me había servido,
y si mato a la princesa
queda mi reino perdido,
yo les meteré la espada
pa que sirva de testigo.
Con el frío de la espada,
la infanta se ha estremecido:
-Despiértate, Gerinaldo,
mi Gerineldo querido,
que la espada de mi padre
con nosotros ha dormido.
-¿Y qué podré hacer yo ahora
que no sea conocido?
Me marcho por los jardines
a pisar rosas y lirios.
-No te asustes, Gerineldo,
y vuelve a tu servicio.
Gerinaldo fue ante el rey,
y la infanta lo ha seguido:
-Perdónalo, padre mío,
ya sabes lo sucedido,
solamente yo deseo
me lo otorguéis por marido.
El rey, que lo deseaba,
el permiso ha concedido:
-Y así tendré a Gerineldo,
un hijo más muy querido.
Y celebraron las bodas
muy llenas de regocijo.

EL BREVE CANCIONERO DE LA TIA PETRA. (MIRANDA DEL CASTAÑAR. SALAMANCA). GARRIDO PALACIOS, Manuel
8
IDENTIFICACIÓN:
Gerineldo era un buen mozo, / siervo del rey muy querido
 
FOTOGRAFIA TOMADA EN:
España
Salamanca
EQUIPO Y TÉCNICA FOTOGRAFICA UTILIZADA:
 

Comentarios:

    No hay comentarios para esta imagen