Asterionellopsis glacialis

(Identificado por )
Asterionellopsis glacialis Asterionellopsis glacialis
Esta foto es propiedad de su autor y no puede ser utilizada sin su consentimiento


Asterionellopsis glacialis

Asterionellopsis glacialis
LA ESTRELLA QUE RIZÓ EL RIZO, ASTERIONELLOPSIS, PLAYA DE CARREIRO

En Biodiversidad virtual y también en Twiter
*
*
Creo que no habrá niña o niño en el mundo al que no le gusten las estrellas de mar y algo de esa fascinación debe haber quedado también a los mayores cuando las contemplamos en el cielo, bajo el agua o entre nosotros, pero también en las gotas que son universos infinitos. En estas gotas, hoy de agua y sal, algunas diatomeas como Asterionellopsis rizan el rizo de la belleza en sentido literal y construyen espirales de estrellas, rizando el rizo.

Los brazos de cristal de Asterionellopsis se abren al sol como soles uniendo uno a uno sus cuerpos de triángulo alargado hasta formar caracolas de estrellas, rizos que no tienen nombre porque la belleza ya no puede dar más vueltas...y mientras tanto, girando bajo las olas del mar, para sujetarse bien a ellas y quizá para imitar al sol y las estrellas Asterionellopsis atornilla su cuerpo al agua, al tiempo y a la luz y en sus frágiles estuches de cristal se hiceron rosa de los vientos para llegar a cualquier destino.

Los cuerpos frágiles de cristal de esta diatomea, pueden formar cadenas lineares, retorcidas en hélice o construir hermosas estrellas de mar, como soles, dobles, triples, de incontables vueltas, que bajo las frías aguas del Atlántico brillan en belleza cargada de vida. Siempre este tipo de agrupaciones favorece su flotación y garantiza que puedan tomar mejor la luz que les da su pasaporte a su paso por el tiempo sin ninguna restricción porque las fronteras para ellas que son sabias ya no existen.

Asterionellopsis glacialis vive en los mares de todo el Planeta, brillando con su luz de estrella en las aguas frías y cálidas de los bordes de cualquier continente, desde la Antártida hasta los trópicos y hoy por millones brillan descretas contenidas en su tamaño, pero dejando sin duda que las olas de las playas donde habitan se empapen de su su magia y de su luz.

Los nombres de algunas diatomeas, cambian en ocasiones, como el aspecto que nos muestran, a veces caprichosas. Asterionellopsis glacialis fue hasta hace poco Asterionella japonica, y bajo el agua, prácticamente tocando el aire desde la orilla, hasta los fondos ya oscuros a 50 metros de profundidad, sus cuerpos dibujan mil formas, adornando de belleza cada gota en la que se encuentran.

En la actualidad se estudia si lo que se considera una única especie, no es en realidad un complejo mundo de diferentes estrellas, especies muy próximas y hermanas, en las que solo, pequeños matices en la ornamentación de sus valvas y de sus secuencias de ARN, podrían marcar la separación como para ser consideradas como taxones con individualidad propia.

Sea de esa manera o como hasta ahora, en cada gota de agua de sal sus formas brillan como pequeños soles, hoy desde las costas del Atlántico desde donde se pone el Sol y desde donde ellas toman su relevo en la noche como estrellas de mar.

La fotografías que mostramos, realizadas a 400 aumentos con la técnicas de contraste de interferencia, contraste de fases y epifluorescencia se han tomado sobre una muestra de fondo recogida a 3 metros de profundidad en la costa de la ría de Arousa el día 28 de agosto de 2018, en la playa de Carreiro junto a San Vicente do Mar en Pontevedra.


Más información
279
IDENTIFICACIÓN:
Asterionellopsis glacialis
 
En ría de Arousa zona litoral
FOTOGRAFIA TOMADA EN:
España
Pontevedra
EQUIPO Y TÉCNICA FOTOGRAFICA UTILIZADA:
Nikon D7100 en Leica DMLB

Comentarios:

    No hay comentarios para esta imagen