Calendario

«  
  »
L M M J V S D
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31
 
 

Taxonomía de aves: Estudios filogenómicos.

Taxonomía de aves: Estudios filogenómicos.

Muy recientemente, importantes avances en el estudio genético de las aves han permitido desarrollar la “filogenómica”, que ha resultado en nuevas propuestas filogenéticas para explicar su historia evolutiva y las relaciones entre los grandes grupos, principalmente los órdenes.

Llevábamos ya algunos años de discusiones (y avances) en la comprensión de la taxonomía aviar, y la filogenómica se postula como un nuevo salto hacia la dilucidación de esta controvertida cuestión.
Se trata de analizar grandes secuencias de DNA de un gran número de especies, que representan las distintas familias actualmente reconocidas. Ya anteriormente se habían propuesto filogenias basadas en la hibridación entre cadenas de DNA (ver p.e. los trabajos de Sibley y colaboradores), pero la filogenómica parece un método más robusto, aunque habrá que esperar un poco todavía para valorar su aceptación por parte de la comunidad científica.

Aves paleognatas y neognatas
La primera división reconocida en las aves, y ampliamente aceptada, es la que distingue las paleognatas (avestruz, ñandú, emú, casuarios, kiwis, tinamús) de las neognatas (el resto de las aves). No hay ninguna paleognata propia de la ornitofauna ibérica.

Galloanserae y neoaves
Las aves neognatas se dividen en las galloanserae (resumidamente, perdices, faisanes, patos y afines) y las neoaves (el resto de neognatas, que representan hasta el 95% de las especies).

Neoaves
Así pues, los principales conflictos residen en las neoaves que, debido a una rápida y temprana divergencia en su historia evolutiva, presentan mayores problemas en el reconocimiento de su filogenia.
Según los resultados de Hackett et al. (2008), publicados en Science 320, dentro de las neoaves, se distinguen varios grupos. Inesperadamente, los Passeriformes (pájaros) y los Psittaciformes (loros) resultaron ser grupos hermanos, con los Falconidae (halcones) como grupo más próximo. El órden Falconiformes, pues, quedaría dividido y con posiciones alejadas entre halcones y otras rapaces. Los Apodiformes (vencejos y colibríes), se encontrarían dentro de los Caprimulgiformes (chotacabras). Los Piciformes (pitos) estarían incluidos en los Coraciiformes. Los Cathartidae (buitres del Nuevo Mundo), que se habían emplazado en varias ocasiones con las cigüeñas, se considerarían definitivamente una família de rapaces. Podicipediformes (zampullines y somormujos) serían el grupo hermano de los Phoenicopteriformes (flamencos). Y un largo etcétera...

Para saber más acerca de la clasificación resultante de los estudios filogenómicos, se sugiere la consulta de: http://tolweb.org/Neoaves/26305 (external link)

Todos los cambios cuestan... Y hay muchos más propuestos, de los que podemos hablar en nuevos artículos. Aunque por ahora, calma: en Biodiversidad Virtual, por el momento seguiremos la clasificación recomendada por la Sociedad Española de Ornitología.

Jordi Clavell